"I ching (ic)para artistas y creativos". M.A.Pavón.

Empecé el 19/5/21 a las =:20 y terminé 2/11/21 a las 20:01.

Introducción.

El libro de I ching da consejos y consideraciones para felicidad amor, negocios,...

La doctrina de la consulta.

La consulta es auto-consulta, al tesoro de la sabiduría viva que subyace en nuestro interior, de modo que los bloqueos traen confusión y los alejan del libro sapiencial de la existencia.

El oráculo rechaza la creación de un lazo de dependencia, transformando la relación entre consultante y libro por ser algo fortuito y caprichoso. La manipulación negligente sin prescripción moral puede resultar desastrosa. Por ejemplo llevar doble vida, decadencia moral o autoabandono.

El que está deseoso , el oráculo le da una respuesta golosina, como a niños, para que satisfaga su deseo pero que no corresponde en el tiempo sino en el espacio de la consulta.

Cómo hacer la consulta.

Se tiran tres monedas.

1) tres caras: yang maduro, línea continua y mutante.

2)tres cruz (secas se llama aquí):ying maduro, línea partida y mutante.

3)dos caras y una cruz: ying joven , línea partida y fija.

4)dos cruz y una cara. yang joven, línea continua y fija.

Hexagramas. I.IC. Lo creativo.

El Kua.

Se tiran seis veces las monedas hasta que se conforman hexagramas (kua), de abajo a arriba, seis líneas que conforman el hexagrama (kua), cada vez que uno opera como consultante. 

Carl Jung intuyó esta modalidad.

Análisis de tods los kuas...

Lo creativo.

Etapa de creador con fertilidad de ideas, pero esto es sólo el comienzo. Pero el poder creador debe madurar, progresar, seguir su curso , fluir con la vida y con las modalidades del mundo de la acción.

Hay que evitar la vanidad, para que surjan etapas de creatividad que sorprendan al creador.

Lo receptivo.

Es preciso ser doblemente receptivo, al los allegados conectando con nuestro proceso creador. Postergar colecciones excéntricas, y concentrarnos en nuestra sabiduría. Socialización del rango esogido.

Dificultad al comienzo.

 Se presenta siempre al inicio de cualquier movimiento creativo y esto supone la necesidad de redoblar la práctica y el estudio.

Las cosas fáciles son dañinas para la vida del alma.

Es necesario fortalecer nuestras cualidades sobresalientes y desarrollar aspectos que han sido pasado por alto en la idealización del artista. Si es fácil al principio, la obra es pasajera y si es dura al principio existe mayor viabilidad de realización positiva pero diferida.

Si las dificultades pesan, siéntate dichoso.

La inexperiencia juvenil.

Estamos acostumbrado s a comportarnos con precipitación e inmadurez. En el trato nos comportamos como rebeldes. No echamos cuenta al lenguaje que empleamos, al motivo, al la composición, asuntos que no nos parecen transcendentes. Deseamos la amplia libertad, impulsados por una posición adolescente, casi irresponsable.

Es hora de considerar adultamente el signo de nuestras acciones, la dirección que están tomando nuestros actos en el campo del quehacer que hemos escogido.

Muchas de nuestra pérdida de energía se debe a emociones, como insatisfacción de nuestra obra, sobre todo en la que trabajamos y actuamos sin reflexión y sin medir las consecuencias.

La espera.

De modo general el creador siempre se encuentra en guardia, alerta a su voz interior preparado para poner manos a la obra. Pero este momento noes el más indicado para avanzar en cualquier terreno

No hay mejor aprovechamiento que el propio cultivo, estudio de obras inspiradoras que servirá más adelante para comenzar colecciones y admiración del genio.

La buena o mala fortuna  depende de nuestras conductas, pensamientos y palabras, y esa es la piedra de toque para alejar de nuestras vidas la adversidad.

El conflicto.

Puede que pase por una etapa de conflicto que sea por su obra.. En ningún caso es recomendable prolongar el conflicto, es necesario que se reconcilie consigo y con su obra y con las personas influyentes y con el mundo. Y que no pase tiempo sin zanjar las diferencias.

Evite canalizar su cólera en la lucha, lo mejor es buscar soluciones y e ningún momento aplastar a rivales o colegas.

Si lleva su obra a extremos, se anejará. El único arte perdurable es la sabiduría, haga que su obra creativa esté en armonía con sus mejores aptitudes humanas.

El apoyo de las grandes fuerzas.

Confíe en las personas que muestran sentimientos sinceros de aprobación y apoyo para su fase creativa, todos le servirán para el momento ascendente de su carrera.

Las oportunidades venturosas exigen un apego fuerte a la verdad y a la disciplina de trabajo. Apelando a todos estos elementos virtuosos, su éxito es seguro, su éxito es seguro y la perdurabilidad de su reconocimiento público un hecho completamente natural, imposible de evitar.

Todo comienzo crítico o con cierto grado de rispidez augura un éxito ulterior perdurable, conceptuoso y pródigo.

La Unión.

Evitar enlaces y conexiones profesionales o meramente humanas en una oportunidad semejante significará un detenimiento futuro.

Es imprescindible que refuerce la calidad de su trabajo, llevando las acciones a un orden de perfección y detalle que quizás usted no ha tomado en cuenta en anteriores oportunidades. Preparar el terreno y edificar una unión consistente, basada en la excelencia.

También es importante considerar su vinculación a alguna institución cultural o agrupación de artistas.

Una suave limitación.

si empieza una composición, en el boceto o borrador, es posible que tenga bloqueos o compromisos que le impiden la actividad creadora natural y armónica.

Los problemas se verán superados de manera natural, sin que todo ello deje secuelas en la calidad . Debería de emplear este tiempo en formación y perfeccionar medios técnicos.

Es posible que debería de participar en encuentros con personas de alta competencia en su línea de acción, de las cuales puede obtener, consejos y sugerencias muy valiosas para emprender su camino.

La conducta.

Una conducta alineada con los altos propósitos de las rectas relaciones humanas y del entendimiento mutuo, lo llevarán al éxito sin alguna duda.

La clave está en el desarrollo de una sinceridad y una amabilidad genuina, honda, extraída de su interior, no de meros instrumentos de la etiqueta social, del protocolo mundano.

Debe evitar confrontación con colegas, periodistas especializados, críticos reales o improvisados, zanjando las diferencias por medio de la cálida emanación de su corazón.

A la espera de esa suprema coincidencia entre todos los involucrados, personas y objetos, usted debería cultivar la más amplia cordialidad y sinceridad, ya sea con los seres humanos y con su arte.

La armonía.

Por tratarse de una configuración de integración perfecta entre tierra y cielo, espíritu y cuerpo, te encuentras en poder de la condición más inspirada y constructiva posible.

Muéstrase agradecido ante la vida por la oportunidad que se le ofrece, casi mágica, honrando sus compromisos y amistades de la manera más expansiva posible y siempre manteniendo el norte fijo en el alto objetivo de la armonía superior, ya sea en su esfera de vida interna como es su vida social.

El ocaso.

Es posible que esté asociado con gentes carente de moral. Trabaje en silencio y no muestre los productos, esperando una situación para volver al mundo . En este instante sólo se le acercarán propensos al negocio sucio y por tanto te expondrás a mayor dificultad.

Las épocas oscuras nos deberían servir para crear nuevos productos.

Los hijos del dolor normalmente son más sabios que los de la euforia y elitismo. trabaje para encontrar a gente seria.

El compañerismo.

En estos momentos es muy importante que usted se vincule con otros colegas de arte, que contacte dentro y fuera del país con individuos que elaboren, produzcan y distribuyan, con los que más esté familiarizado.

Busque consejo de personas de total confianza y con experiencia, sobre la viabilidad de esos productos.

Eleva la calidad de su trato, sea amable y cordial, ofreciéndose para zanjar cuestiones no resueltas entre personas.

La Gran Abundancia.

Se insiste en que la solución es siempre continuar trabajando y compatiendo los frutos de nuestra creación de una forma muy amplia , renovada y generosa, como se dijo, a fin de afianzar nuestro proyecto vivo, de crecer juanto a él y de estar en concdiciones de conocer nuevas amiestades, nuevos colegas, nuevos gestores culturales que habrán de servir poderosamente a nuestro desenvolvimiento.

Si bien están en caminos nuevas y grandes oportunidades de obtener ganancias, uno debería ser especialmente selectivo y no dejarse arrastrar por las tentaciones respecto a los medios ilegítimos de progreso.

Esta es la ocasión más plausible para ayudar a un colega, a un amigo, para reconciliarse con alguien del oficio y para entablar trabajos en forma conjunta; todo ellos nos repsrtará nuevos medios de crecimiento y una expansión segura.

La humildad.

Siéntase satisfecho con logros moderados y no escasos. no pierda su tiempo intentándo desarrollarse a niveles mayores , puesto que esta ctitud sólo puede llevarlo al fracaso y  a la decepción.

Este kua también indica que se encuentran muy indicados los trabajos menores.

Aquello con que cuenta en este momento debería de ser lo suficiente en usted, amóldese a este punto de vista si quiere evitar la más dura experiencia, el sentimiento de frustración y fracaso.

Desde su comienzo los proyectos que impulse deberían carecer de propósitos ostentosos, onerosos o desproporcionados. Todo a escala y suficientemente concentrado, resultará de mayor beneficio y perdurabilidad.

El la concepción tradicional china, la modestia o la humildad son altas virtudes que califican a los individuos y los preparan para épocas de crecimiento y superioridad en los logros y en la propia estatura interior. Todo tiene su tiempo y su medida. Respete la dinámica de la vida y la vida lo premiará con creces ahora y en la justa oportunidad.

Crezca en dirección al corazón.

El entusiasmo.

En tiempos tan fértiles, en que el éxito es tan sencillo, al menos aparentemente, uno debería precaverse de obrar con descuido o desaliño y de llevarse al mundo por delante.

De modo que se sugiere hacer las cosas con la necesaria pasión y entrega, desde luego, pero sin extralimitarse en los impulsos de autopromoción, una autopromoción que más allá de deslumbrar puede enceguecer y asfixiar, ofuscarla mente y las percepciones de las otras personas a las que seguiremos frecuentando luego de transcurrido el período. 

Más allá del éxito alcanzado, el creador debería conducirse con moderación, evitando disipar su fuerza, su energía en triunfalismos exhibicionistas, los cuales terminarán por afectar negativamente la visión que el colectivo cultural haya acuñado sobre él.

Ser líder y seguir a otros.

El secreto en estos tiempos, el secreto que prolonga y afianza el éxito es servir a sus seguidores, no únicamente valerse de ellos para mejorar su condición económica o profesional, el lugar y rol que ocupa dentro de una comunidad artística, lo central es transformarse en un servidor de sus seguidores. Una vez que su corazón, que su interés se dirija sana y genuinamente a atender, y a escuchar a tener en cuenta las necesidades y requisitorias de tantos seguidores como ahora habrán de surgir, su posición relativa se potenciará y su influencia crecerá en la misma proporción en que sus motivaciones, más allá del comprensible autointerés, alienten una super  conexión y comunicación.

Momento para corregir deficiencias.

Un artista realiza una tarea alquímica, procesando y elaborando de una forma renovada y vigorosa la quintaescencia de su experimento existencial. El problema se presenta en estos momentos debido a que esa experiencia de vida, le dicta a usted decisiones erráticas, le hace incursionar en caminos, estilos, piezas, colecciones, que en estos momentos se encuentran enfrentados a la capacidad sensible y receptiva del público. De modo que se encomia al artista y creador examinar a consciencia su propia concepción de la realidad y de las interacciones humanas y si es necesario adoptar cambios, correctivos y ajustes que la situación demanda eventualmente con cierta urgencia.

Lin Avanzado.

Cualquier iniciativa creadora seguida de un avance, traerá como consecuencia el éxito. 

Se trata de un tiempo especialmente fecundo para desarrollar sus aptitudes de líder, de artista implicado e influyente, capaz de ofrecer destellos de sabiduría respecto a su disciplina y  a los problemas de la vida en general, desde la perspectiva de su especialidad.

Gracias a ese impulso por abrazar y apuntalar a los demás, sin hacer especiales diferencias, la vida y el universo lo premiarán haciendo que su avance se vuelva consistente y seguro y se prolongue incluso por más tiempo del que usted podría esperar, razonablemente hablando.

En este tiempo de avance incluso las ocasionales circunstancias de adversidades deben ser asumidas como oportunidades preciosas para su real promoción integral.

La contemplación interior.

Ya no es necesario venderse como una marca famosa o un producto apetecido para el gran público: debido al natural destaque en su vida moral e intelectual y particularmente a la impronta creadora de su obra, esta obra y lo que emana de su vida lo han catapultado a un lugar destacado y relevante.

Refuerza tu virtud moral y profesional. Se ha vuelto influyente al que todos buscan y escuchan.

La oportunidad de imponer correctivos superadores.

Es una ley benigna que busca devolver el equilibrio perdido que tú o algún asociado quebró.

Toda la desviación del sendero maestro de la vida trae aparejada alguna forma de penalización, algún tipo de movimiento operático que nos limita, nos priva de libertades de acción o de propiedades, a a fin de que empleemos nuestro talento y que nos reconvengamos y nos predispongamos de nuevo para la acción justa.

El Refinamiento.

La actitud objetiva observación y ponderación se vuelve absolutamente imprescindible en esta emergencia y nos hace pensar incluso en la consulta con colegas o amigos aficionados al arte, críticos o personas con adecuada versación.

La desintegración.

Este kua puede indicar que esta etapa de la vida, usted se formula serios cuestionamientos sobre la oportunidad de continuar realizando su labor creadora, no encuentra suficientes razones para hacerlo o bien las decepciones y la frustración le tienen cercado y usted está a punto de dejarlo todo y de buscar otra cosa para hacer.

Usted se podría beneficiar si ofrece ayuda o se pone a disposición de los eventuales subalternos o dependientes, de personas que en alguna medida ven por usted y se encuentran a su servicio no cumpliendo tareas conexas con su trabajo.

El regreso de la luz.

Aun las personas más conceptuosas y equilibradas, cualquiera que sea la disciplina creadora que hayan emprendido, en varias ocasiones a lo largo de la vida caen en la oscuridad.

Es el tiempo de trabajar en dos líneas: una en elevar su mirada a las cosas bellas y llenas de armonía y volver a los trabajos de medio hacer, en encontrarles la luz escondida que todo ellos ocultan durante la estación invernal de nuestra mente y nuestro corazón.

La integridad.

El oráculo recomienda revisar nuestra voluntad, nuestros objetivos y medios y si es necesario purificarlos, depurar nuestra mente y nuestra sensibilidad de toda complacencia con las formas antojadizas y viciosas de conducta y orientación existencial. Un líder, un modelo creador puede contar con bastate más que ínfulas transgresoras y predadoras. Un líder inspirado obra por ´ósmosis, impregnando la vida con la luz que el sol de su alma le proporciona en todo momento o en cualquier circunstancia y a despecho de la mundana opinión, del fetichismo y totetismo cultural prevaleciente.

Pronunciación limitada.

Se ha propuesto realizar un avance a cualquier precio. En estas circunstancias de intentar llevar adelante semejante embestida, sufrirá las consecuencias de un ciclo de limitación. De severas restricciones y debilitamiento de su gravitación dentro del circuito de artistas y gestores culturales que frecuenta.

Incluso espere hasta que el impulso emocional que le sugiere avanzar haya cesado y la luz de la razón lo vuelva a encaminar.. En términos generales, los periodos de limitación son ocasiones propicias para estudiarse y estudiar el alma humana, no solamente mediante la introspección, la reflexión y la práctica del silencio, sino a través de una pesquisa de los libros más enjundiosos sobre su arte y sobre el superior arte de vivir.

Por otra parte, en estos tiempos en que el flujo de las acciones privadas se ve cercado, busque el apoyo y extienda su trabajo a actividades vinculadas con lo oficial, con el servicio público inclusive: allí están las puertas parcialmente abiertas.

La alimentación.

Obtiene la alimentación a partir de la comercialización de sus derechos, obras, cesión o canje de su trabajo.

No permita que otros vivan proveyéndole préstamos de dinero o subvenciones, no dependa ni del estado y sus concesiones esclavistas ni de particulares necios pero deslumbrados, para su sostenimiento. Evite de abusar de la buena fe de los demás. Esto no significa que no deba aceptar regalos o premios, presentes o atenciones, sino que no deben ser todas estas el centro, ni la fuente principal de sus recursos. No cree más dependencia ni esclavitud, libere las mentes y los grupos humanos obteniendo sus propias fuentes de ingresos genuinos.

Una apreciable buena fortuna y éxito acompañan a quien practica un recta forma de obtener sus medios de vida.

El problema radica en que ha terminado por obtener su fuente de ingresos y beneficios de personas y grupos que le han secuestrado su autonomía y eventualmente su dignidad. Por este camino es probable que pierda alguna oportunidad buena y real, algún amigo genuino y que llegue a usted una importante desventura. Haga todo lo que esté a su alcance para cambiar la orientación de su vida.

Exceso.

Ha empleado su cuota parte de influencia  y poder personal de una  forma desmedida, ha impuesto ideas u obras con cierta imponencia y desconsideración hacia sus colegas, mentores y público.

Antes de que el desastre llame a su puerta es preciso corregir ese desequilibrio, implantar las medidas correctivas necesarias y asumir los costos de su desmesura y ostentación.

Seguramente sus colegas, sus mentores y su público le harán saber de su disgusto o las consecuencias negativas que su conducta acarreó para ellos.

Esta crisis pudo ser inesperada porque estuvo demasiado concentrado en su fortaleza personal, en la erección de su yo, de su imagen o leyenda particular.

El abismo.

El estar advertido de un inminente riesgo nos prepara para el mismo. 

Para vivir con la causa del problema, aprender aceptarlo y a integrarlo, del la forma más saludable y sabia, a sus circunstancias de vida.

Cuando uno descubre una honda depresión, la fosa en su camino, debe adoptar medidas de emergencia y no lanzarse locamente a emprender acciones incluso más riesgosas que amenaza la misma. 

Usted debería mantenerse muy atento para discernir la causa generadora de este cuadro de peligro. Una vez que descifre esas razones interiores de la situación, se preparará convenientemente para enfrentar los hechos y así salir victorioso del desafío.

Se aventuró más allá. La dilapidación de sus recursos y de su energía le ha dejado en una condición de fragilidad , de debilidad.

La adhesión y el brillo.


Los humanos se aferran a las cosas que le han proporcionado oportunidades efectivas de progreso y superación, lo cual no significa  que todos se encuentren en condiciones de visibilizar las causas reales, las razones profundas de tales elementos productivos.

Puede que usted entienda que su parcela de creatividad y de relativo éxito provenga de fuentes externas, aleatorias de contactos, de movimientos diestros en el campo de las relaciones profesionales.

El kua le sugiere que eleve la visión y perciba con nitidez las razones más hondas de su quehacer creativo, el empuje de su propia alma, la luz interior, el designio o destinación singular que lo ha transformado en un individuo inclinado a la factura de obras de arte.

Usted está, todos estamos en la vida en proceso de aprendizaje. Una parte de este proceso lo constituye el compartir su propia luz, su especial forma de irradiar inspiración. Comparte esa fase de la sabiduría interna con sus colegas , con los jóvenes, con los socios y amigos; destine su experiencia y saber  a la promoción y enaltecimiento del resto de las mujeres y hombres afectados a la tarea de crear y emprender actividades innovadoras. Este es el acto, la práctica que encierra correctamente el círculo del aprendizaje y de la enseñanza en los tiempos de brillo y de la adhesión a la fuente de inspiración superior. Si sigue esta vía, le espera el éxito y la buena fortuna, sin lugar a dudas.

Influencia Mutua.

El pode atractivo de la naturaleza se está poniendo de manifiesto trayendo para usted, como creador, y en primer lugar, todo tipo de benéficas inspiraciones, un raudal de ideas que se le acercan de forma súbita o fluida y que le ofrecen la posibilidad cierta de elaborara , con ellas, obras de creación positivamente magnéticas.

Por otra parte individuos pondrán a su disposición nuevas oportunidades y la posibilidad de creación positivamente magnéticas.

En términos generales , tales conexiones y coincidencias muestran una fase constructiva y útil, le favorecen poniéndolo en condiciones de mostrarse ante el público.

Ahora cuando los contactos y comunicaciones vienen a usted con genuino interés, proactivo en respaldar sus acciones , su creación y arte.

Evite actuar de forma arrogante o deshonesta, puesto que este proceder le predispone al fracaso o al desaprovechamiento de estas coyunturas vinculares propicias. Examine los motivos que le impulsan a la acción y deshágase de objetos cortoplacistas y auto centrados.

Consolida relaciones con otras personas en armonía con su particular línea de actividad.

Ha de ser abierto y receptivo a quienes merodean su lugar de trabajo, a las llamadas, ya que detrás de esto hay posibles relaciones.

Lo duradero.

En principio la obra que tiene entre manos necesita de tiempo de dedicación; su trabajo creativo debe ser considerado como algo perdurable y con vuelo, que le sumirá días y noches y al que deberá contemplar, encarar, dotado de unos cuantos valores y aptitudes fundamentales: perseverancia, constancia, dedicación, libertad interior para detectar y subsanar, perfeccionar detalles, aristas enojosas que van revelándose al cabo de la tarea concentradamente realizada.

No es bueno, nunca es bueno ya que se trata de una obra, de un quehacer duradero, el llevarse por las modas o predicaciones, por los caprichos temporarios

Trabaje sobre usted en la misma medida que trabaja en su obra para la obra y usted se moldeen uno a l otro.

Practíquele diálogo interior concediéndole a la viva creación que tiene en su mente como vida independiente y alternativa, de emanación de su voluntad personal, de su imaginación: radiación y síntesis de sus mejores aptitudes humanas y por qué; transcendentales.

Haga las cosas con parsimonia, lenta y concentradamente y permita que el tiempo las madure y delinee de forma acabada y final. De lo contrario el fracaso y la desventura caerán sobre usted y su creación.

Retirada.

Un velo de oscuridad afectará a su inspiración, y sus obras no progresan. No es tiempo de insistir en la obra que está bajo el signo de opacidad y retracción. En este momento es tiempo de aligerar la carga en el taller, preparar el camino para cuando resurja la luz, a relajarte física y mentalmente y cesar los impulsos creativos.(limpiar los pinceles, lo restos de pintura, ordenar...afilar el hacha JCM ).

Se recomiendan la sabiduría del silencio y la soledad, que dan evaluación juiciosa y criteriosa de lo vivido y realizado (las 4 estaciones del creativo...JCM)

La cavilación y reflexión aportan luz en la oscuridad, favoreciendo que cuando esta influencia de los tiempos pase, el creador resurja con nuevo impulso, eventualmente más sabio y más experimentado.

A  través del repliegue, el camino indirecto que supone retirarse temporalmente del escenario, que usted puede acariciar una cierta cuota del éxito. Si da a lugar a que la naturaleza y el tiempo metabolicen la situación, usted emergerá sumamente potenciado de semejante circunstancia de obscuridad y retracción y los ejercicios en solitario con su consciencia servirán de sólido fundamento para la labor futura.

Ponga sus obras, sus bienes a bien resguardo y aléjese del mundanal ruido. Este precaverse ante la segura aparición de la contradicción y adversidad, le permitirá luego, una vez que la sombra deje paso al sol interior, restaurar los trabajos, reiniciar las tareas.

Puede que una institución o grupo le demanden su contribución. Aunque esta oferta luzca tentadora, evite afiliarse. Permanezca seguro y estable en su lugar de trabajo y aguarde indicios, pautas y pistas de que la luz vuelve a emerger y que los cambios vuelven a hacer su labor, labor siempre enaltecedora, así en la estrechez como en la abundancia y el esplendor.

La oscuridad es mera ausencia de luz, no una entidad fatídica contra la cual deba luchar de forma agresiva y personal.

Cuando se retire no deje a nadie al mando , y en situación de peligro.

Gran poder.

La dinámica del hexagrama muestra la irrupción vigorosa de la inspiración, un impulso irrefrenable por crear y poner en concreto las ideas o planes que usted hubiera concebido respecto a su habilidad creadora

Es seguro que este avance desde las profundidades de la mente escondida y por qué no de su pasado, ya en esta vida como en la anterior, termine por transformar la situación muy enérgicamente, aportándole magnetismo particular y dotándole de un empeño y entusiasmo mayúsculo.

En estas circunstancias no está aconsejado obrar por instinto o por mero ímpetu de acción , todo lo contrario. El camino más sabio es moderar los impulsos, examinarlos y contando con la propicidad de las fuerzas y de los contactos profesionales, obrar medidamente, avanzando paso a paso, teniendo como norte la misma obra, es aspecto emprendedor y la creatividad. Ponga toda su fuerza en la construcción de las piezas, del conjunto de piezas que tiene en mente y  entre manos. Abstráigase de otros intereses, igualmente considerables, pero que en estos momentos pueden inducirlo a actuar con cierta precipitación, sin precauciones y de una manera pasional, con fuego y sin medir las consecuencias.

Un aspecto que usted no debería desdeñar es el cuidado de las formas, no deje de ser amable y considerado por sus clientes y mentores. No se deje arrastrar por la fuerza de los acontecimientos que pueden arriarlo en cascada hacia la meta deseada, sí barriendo, mellando, limado de las orillas del camino de su vida, personas y vínculos que no es recomendable olvidar ni eliminar.

El poder de los fuertes se ejercita en la modestia, en la abnegación, en la facultad de ajustar nuestra vida de manera táctica y consciente  y no por la imposición de un carácter fogoso y ríspido o de todos tipos de caprichos y gustos personales. Incluso sus gustos personales y sus caprichos estéticos deberían y podrían ser canalizados constructivamente en estos momentos siempre que a usted se tome un tiempo para bocetar , borronear algunas pautas, meditar sobre el detalle y el conjunto y ponerse a trabajar, impedido por la nota vigorosa de estos tiempos d excelencia en los frutos de la acción.

Finalmente, construya para el presente y para el futuro, trabaje con determinación t aproveche la corriente venturosa, benigna, actual, para consolidar su posición. Los tiempos cambian siempre. No lo olvide.

En estos momentos usted experimenta un impulso casi furioso por pasar a  la acción sin medir las consecuencias. Pero lo indicado es lo contrario: equilibrio, ponderación, laboriosidad silenciosa y precaución.

Progreso fácil y veloz.

Se encuentra ante una circunstancia de alta propicidad para su labor creativa, en la que la energía luminosa, el poder de la luz y todo cuanto ello implica para el artista y su obra, están en el primer plano.

Trabaje sobre lo que tiene entre manos haciendo énfasis en claridad, transparencia, haciendo hincapié en el foco de la profundidad, un faro para quien lee, escucha o contempla, que pulsa imágenes o ideas de carácter altamente inspirador.

Brille por la luminosidad de su alma y de su capacidad ejecutiva, creadora y deje que el mundo contemple sus movimientos henchido de plenitud y complacencia superior.

Se oculta la luz.

La adversidad y la oposición le llegan desde una persona, un grupo u organización. Algunos individuos vinculados con su actividad han decidido bloquear su avance, criticarlo duramente, exponerlo a la crítica más mordaz e insolente. En otras palabras, la luz y el brillo de su arte se encuentran bajo cuestionamientos diversos.

Resuelva su trabajo con la dosis de luz y poder que merece, pero guárdelo para una mejor ocasión: no lo exponga, no lo muestre al público ni  a la crítica especializada. Por el contrario, reflexione y concéntrese en comprender e intentar resolver en su fuero interno las causas hondas del conflicto y del antagonismo.

Tarde o temprano el aprendizaje de estas amargas lecciones que le presenta la vida redundará en su completo beneficio, siempre y cuando usted atesore la percepción y la consciencia de su peculiar responsabilidad en este entre juego permanente de intereses, caprichos y gustos encontrados y contradictorios. 

De cualquier forma y pese a la adversidad, una cuota menos de reconocimiento, quizás de parte de personas nuevas o desconocidas, pueden acompañarlo, siempre y cuando usted persevere y no se deje arrastrar por el pesimismo y la negatividad.


Fue excesivamente expansivo y desplegó su actividad sin medida. Con ello atrajo la inquinia, la envidia y la resistencia de personas allegadas a su actividad que ene estos momentos examinan la forma de perjudicarle. Literalmente "desaparezca de la vida del público y de sus colegas. Aléjese del ruido y del boato social.

El clan. La Familia.

Para que la influencia de sus frutos, no debe perder de vista la necesidad de conducirse de una forma ecuánime, despojada de motivaciones estrechas, honrando su obra y la integridad de la persona o personas que habrán de acercarse con objetivos nobles y planteos de gran interés.

Es esencial que cuanto usted diga, sus palabras y compromiso estén a la altura de sus actos.

Todo esto se verá fortalecido si su arte es una extensión de su vida, si usted ha cultivado su vida como una obra de arte.

Capacítese, no emplee la fuerza.

La oposición.

Manténgase atento pero a la vez distante de las controversias actuales o que se avecinan, todas ellas son fuente de dispersión de fuerzas que no contribuyen ni a su propio progreso ni al progreso de cada uno de los integrantes de la asociación.

Recurra a la verdad y a la simplicidad. Es probable que en ante estas circunstancias y debido a la franqueza general, las cosas vuelvan a encaminarse o al menos a quedar en suspenso para más adelante sin que la sangre llegue al río.

Obstrucciones.

Si elabora un nuevo plan de acción, propóngase consultar a personas sabias y competentes antes de ponerlo en funcionamiento. Análogamente usted podría volver a consultar el oráculo.

La adversidad es inevitable y no tienes ni los instrumentos ni la influencia necesarias para atravesarla y seguir  adelante. Deténgase a tiempo y no insista en buscar objetivos que bajo estas circunstancias asoman como inalcanzables. Retírese y ponga su mejor energía en un lugar para un plan futuro.

En medio de estas obstrucciones está a punto de conocer a alguien que le de una visión constructiva de todo esto, de modo que confíe en su consejo. Es un consejero bajo una nueva luz.

Por si mismo  y en soledad no podrá con esta compleja situación.

Se eliminan los peligros.

No se detenga mucho tiempo a considerar los aspectos modificables o eliminables de la pieza. Observe intuitivamente o siga su instinto natural y resuelva el caso con diligencia, sin darle el tiempo a la errática procesión de los pensamientos hipercríticos en la mente.

Si trs personas cometieron errores con usted, si trasgredieron o faltaron a su palabra, comprenda las ambigüedades de la naturaleza humana y póngase en el lugar de ellos, eximiéndolos de acusación o reclamo. Sencillamente libere su energía moral y mental del marco de cualquier tipo de redencilla o enfrentamiento y ocúpese de reforzar sus vínculos.

No actúe con pasión, porque todo extremismo emocional regresará el peligro a su camino. Condúzcase con regularidad y equilibrio en estos momentos, lo cual le garantizará alcanzar sus metas sin mayor dificultad. 

La vida no premia a los arrogantes, patrocina y propone la modestia y la justa acción en el pensamiento la palabra y la acción.

Disminución.

En este tiempo debería evitar buscar culpables a quienes arrostrarles la responsabilidad de los malos resultados. Evite la irritación y la ira: los ciclos de crecimiento y disminución se suceden los unos  alos otros en la vida y uno debería adoptar una posición vigorosamente filosófica y hasta impersonal, si quiere evitar actuar y pensar injustamente, particularmente en la práctica tan habitual de buscar responsables mal inspirados contra nosotros.

Aprenda de esta alternancia entre productividad y merma para obtener una visión más amplia e inclusiva y madurar como ser humano y como artista de una forma enteramente nueva.

Es estos tiempos de disminución, sin embargo respecto a lo que está teniendo lugar en nuestra vida profesional, existe una rendija a través de la cual se filtra la luz de lo alto, la luz de la inspiración. 

Por otra parte , en estos momentos de parálisis y merma , no es recomendable simular prosperidad y plenitud. Son evidentemente tan limitantes que tarde o temprano se verá desenmascarad, sufriendo humillación y escarnio por su actitud vanamente exhibicionista.

Algo en lo que no debía detenerse es en la preparación, en el estudio y en el adquirir competencias nuevas dentro de su línea artística. Son momentos de descubrir o despertar potencialidades dormidas.

Estos momentos en que la vida nos pone a prueba son la puerta de la oportunidad y del cambio . No olvide el ocuparse de un proyecto enteramente nuevo y original. Esa será con el tiempo la recompensa.

Lo que aumenta.

Lo que aumenta lo hace por la dinámica de las fuerzas espirituales de la vida, más allá de su voluntad de intervención los hechos habrán de ocurrir y todo lo que aumenta, lo que encuentra su natural tendencia al aumento, alcanzará la magnitud mayor sin que que usted deba hacer un movimietnto maestro en especial. Agradezca al universo esta oportunidad de expansión y despliegue y cumpla con sus objetivos, sabedor de que a los momentos de merma les suceden los tiempos de despegue y ascensión.

Las grandes ideas, proyectos que implican un robusto programa de acciones y metas, serán especialmente escogidos por sus mentores y por el público en general.

Si elige el camino de aumento integral de los dones y virtudes, se habrá de caracterizar como el individuo más afortunado a quien las cosas amables de la existencia sonreirán, del mismo modo que el reconocimiento a las obras de gran aliento y envergadura consolidará esa buen fortuna y en último caso su posición relativa en el concierto de los creadores y emprendedores que participan con usted de los bienes culturales de su medio.

Las fuerzas de la resolución.

Un adversario, una frontal oposición a sus planes, el corte o la cancelación de un exposición o presentación, se presentan en el horizonte próximo , obstaculizando su desarrollo y crecimiento.

La vida resolverá la situación a su favor tarde o temprano, desplazando y alejando definitivamente el factor antagónico que está a punto de hacerse presente o que ya se ha puesto de manifiesto.

En tiempos en que una cierta oscuridad posterga nuestros planes y proyectos, anula la factura de una obra o muestra, es tiempo de reorganizarse junto con sus colegas.

En estos momentos en que las fuerzas oscuras le afectan, ocúpese anónimamente de ayudar a quienes por debajo de usted se enfrentan a dificultades aún mayores.

El retorno de la fuerza del antagonismo.

En ocasiones el retorno de la fuerza hostil está representado por una fuerza femenina de orden relevante. Sea sumamente cauteloso, puesto que esta persona habrá de desplegar todo su potencial seductor, tratando de envolverlo y de arrancarle compromisos o decisiones de las cuales más tarde o temprano que usted tratará de arrepentirse. Ante esta nefasta presencia femenina sea reservado y evite manifestar de forma efusiva, sus sentimientos o estados de ánimos, referir sus planes actuales o futuros en el campo de su especialidad creativa. Y también una presencia masculina que se oculta una mente poderosa que no cejará en subyugarlo. Inminente pérdida y derrota.

En todo tiempo de crisis, de transición penosa o de incertidumbre, el oráculo le recomienda detener el vértigo de la mente y de las emociones, no da lugar a manifestaciones estridentes, guardar un perfil y bajo sobre todo imponerse el iniciar, imaginar y comenzar un proyecto enteramente nuevo. El poder de la creatividad, de la iniciativa creadora, es por sí mismo una fuerza capaz de restaurar el peligro, devolverle la fuerza y potencial, reinsertarlo en la comunidad que ahora lo segrega y alcanzar a vislumbrar un mejor norte para sus emprendimientos artísticos o de cualquier naturaleza. Evite la confrontación y concéntrese en su propio laboratorio.

Si evita unirse a la fuerza oscura todo funcionará relativamente bien, si por el contrario, cede ante ella, el oráculo le augura una derrota segura.

La reunión.

De forma que no debe renunciar a experimentar a ensayar, reuniendo en una sola pieza, en una obra, diversos materiales, especialmente si cada uno de ellos por separado no le satisfacen plenamente.

Ofrezca algo sustancioso y no evite la relación con personas con las que no tienen una completa afinidad. La vida le pondrá a prueba acercándole a estos individuos contrastantes; no ceda a sus primeros impulsos de deshacerse de ellas. De su generosidad, rectitud y amplitud de miras depende el éxito de esta nueva empresa.

No sea ni brusco ni intempestivo, si procede con moderación y amabilidad las puertas se abrirán para usted de par en par. Persista en el empleo de medio nobles y todo marchará bien.

El ascenso.

No se inquiete por el curso que toma la factura de su trabajo ;las  energías de estos tiempos le dirigen a la elevación de miras y al delineamiento refinado, casi sublime, de las aristas más sobresalientes.

Busque la inspiración del universo y la forma en que se ordena para presentar al escenario general u cuadro henchido de gloria y belleza, de profundidad y complejidad no exentas de magnificencia. La magnitud de su dedicación no debe arrástralo a los excesos en el uso del tiempo y de la energía que le insuma la labor creadora.

Sea ordenado y meticuloso en esto estriba buena parte del suceso que le espera, siempre y cuando cumpla con las reglas más virtuosas del arte .

Camine regular y gradualmente hacia la cima de la montaña, dando pasos seguros y firmes, deteniéndose e cada detalle, en lo esencial y en lo accesorio, sin descuidar la forma ni el fondo.

Probablemente necesite el consejo o la consideración experimentada de otras personas. No tema a los plagios o imitaciones, el éxito está garantizado.

La energía no ha de ser extrema sino constante y persistente.

Será reconocido por los que gestionan su actividad y por el público y la crítica. Conserve la modestia y su éxito se volverá duradero.

Nuevas aventuras creativas le esperan y usted no debe agotar su energía en pavoneos ni en inútiles vanidades.

La opresión.

Estudia la obra de los consejeros y sabios antiguos y se deje atrapar por lo engañoso de las apariencias.

Recurrentemente el proceso de trasformaciones y cambios adopta la forma de la opresión, de la adversidad, y esto como se dijo, debido  a que es el medio de la vida emplea para alcanzar a producir en nosotros un despertar, un despertar a partir de la auto decepción y del sufrimiento.

El manantial.

Esta suerte le informa sobre la fuente de la abundancia inagotable, de la provisión de inteligencia y sabiduría, prosperidad y recursos de toda naturaleza, presente en la llamada mente universal o mente divina en algunas tradiciones propias de los sabios de la antigüedad.

Dar es recibir, no lo olvide, y esa es la fórmula pendular dela vida con mayúsculas, si lo prefiere del universo entero.

Es bueno admitir que su ingenio le fue entregado por la vida, por la naturaleza, que es parte indivisible del uni y que el dar una parte significativa de su energía creadora a la vida, devolverla elaborada, evolucionada y modificada su impronta vital, no es otra cosa que un acto de estricta justicia.

Tenga claro que de no seguir las reglas del juego dinámico y justamente distributivo, alguna forma de adversidad, de contrariedad, de bloqueo, sobrevendrá, simplemente para recordarle a su pertenecía a la familia humana toda, a la naturaleza y a la vida, así como la responsabilidad retributiva que el dominio y el ejercicio de las destrezas que aquellas pusieron en sus manos, trae consigo. No lo olvide nunca: nútrase de belleza u osadía y compártala con igual dosis de gozo y valor. Unirse con una persona en particular que se volverá visible en estos tiempos, resultará imposible una asociación, ventajosa para los dos que usted no podrá tomar a la ligera.

la vía para purificar las aguas del manantial es la transformación mental y existencial, a pelando siempre a la luz que los sabios han transmitido al mundo.

La revolución.

Una revolución no es sino la perfección del proceso del cambio, un refinado armonizarse con las transformaciones y el curso de los ciclos de la vida.

Por el contrario debería encarar su propia y singular renovación, montándose a la ola vida del cambio, ofreciéndose como agente o vector de una corriente propositiva, estética y conceptualmente, capaz de llamar la atención y de recibir la aceptación del gran público.

No deje de observar los valores de rectitud y justa medida en todo momento. Cada creador ha de reforzar sus valores y aplicar su mejor calidad humana en cualquier caso en el que sea llamado y deba entrar en acción.

Pero si inicia su emprendimiento antes de tempo, seguramente los esfuerzos desplegados no serán suficientes para materializar éxito y prosperidad.

debería concebir un programa de actividades , de pasos a dar, para lo cual y especialmente es muy adecuado dar vuelo a su rica imaginación. Es la fiesta de la creación y de la imaginación y su fructificación. Se maravillará por las cosas que ahora obtenga.

La Marmita.

El símbolo de la marmita remite al recipiente donde se cocinan y se sirve los alimentos de mejor calidad, correctamente cocidos, capaces de prodigiar renovadas energías en todos los terrenos y con ello ofrecer motivos superiores de crecimiento, cualquiera sea el sentido que un creador le conceda a esta expresión; crecimiento en tanto transcendencia del nivel habitual en que se encuentra la persona a quien la obra va dirigida; un inmenso potencial inspirador, promotor de comprensión e inteligencia, así estética como cognoscitiva.

Refuerce sus propias habilidades hacedoras por medio de la contemplación y de la indagación n el terreno que otros artistas que lo precedieron dejaron sembrado de pautas luminosas y preclaras.

Aplique su talento ala elaboración más perfecta de la pieza que le tiene ocupado y obtendrá del interior de la marmita, su propia mente como recipiente y continente de la luz superior, un producto deliciosamente preparado y virtuosamente terminado para gozo y disfrute del resto de sus congéneres.

Depure su consciencia y visualice con nitidez y claridad el objeto de su búsqueda creadora y una vez defina los contornos de la pieza acariciada ponga sus fuerzas y energía en actividad.

La conmoción.

Existe la posibilidad de que la obra en cuestión es destruida o bien que en el curso de su ejecución usted la deteriore o la estropee mayúsculamente. 

En primer lugar el kua le enseña que este evento que lo golpea o lo golpeará pronto viene de las entrañas mismas de la existencia, es un acto que se encuentra estrechamente relacionado con su quehacer  en el pasado, con las deudas, situaciones truncas, oportunidades despreciadas, malas decisiones, que en estos momentos recobran importancia, asumen el primer plano bajo la forma de un incidente difícil de sortear y generalmente productor de sufrimiento, padecimiento y eventualmente factor de pérdidas y enjuiciamiento severo a su talento y destreza ejecutiva. 

Una situación como  esta debería enseñarle a ser cauto y a nunca  abusar de los sentimientos eufóricos ni por otra parte, dejarse llevar por la depresión, incluso por  la violencia en sus reacciones.

Serénese, bajo la guardia, deje de estar a la defensiva apunto de saltar sobre sus contradictores, sobre quienes lo enjuician e interpretan. Es tiempo de madurar mediante el tao de la adversidad, ya que del aprendizaje que extraiga de estas situaciones usted podrá extraer la quintaescencia sapiencial, que siempre se necesita para poder obrar equilibradamente y no provocar a las fuerzas de la vida e su contra.

Si se permite experimentar esta vivencia probablemente saldrá beneficiado y potenciado.

La quietud mental.

Explore el silencio, pause su actividad, dilate el torrente continuo de su pensamiento, evite el rumia, en especial si su actividad creadora lo ha llevado a convertirse en un taxidermista recurrente. Vuelva sobre sus pasos y contemple sus obras con ojos nuevos.

Desconfíe de las palabras efusivas y prestigiosamente críticas. Deje de justificar su quehacer artístico por medio de argumentaciones y soliquios grandilocuentes. Permita que su arte hable por sí mismo.

Explore la posibilidad cierta de transformar el lugar de trabajo en una suerte de refugio o sala consagrada a dar vida a los más sublime contenido en su mente escondida y silenciosa. En su corazón, en el corazón de su mente.

Sintonice otra frecuencia, busque inspiración en disciplinas luminosas, en la sabiduría de los antiguos, por ejemplo y abstráigase completamente liberándose de la fruición por definir o rotular intelectualmente las cosas. Confíe en la naturalidad y espontaneidad creadora que desciende a usted desde el elevado centro interior, desde su naturaleza real e impersonal, desde su yo universal.

por ota parte , esta necesidad de silenciar su taller, su lugar de trabajo, es decir, su mente, debe estar acompañada por un sincero compromiso de comulgar con la obra de arte de la naturaleza y el mundo, con absoluta prescindencia de las autorías y de los erechos de autor.

Si usted intenta una nueva vía para abordar su vida y su obra seguramente se verá sorprendido por los frutos, por los productos de un tipo de empuje creativo despojado y fluido.

Contemple, disfrute del gozo estético, aparece las luces y las sombras del día. Es el camino necesario para plasmar luego el arte la energía vital, el poder de los elementos, la brillantez y el esplendor de los astros ocultos.

La evolución gradual.

En su vida personal este influjo celeste lo llevará por los caminos arquetípicos del crecimiento hasta la madurez y quizás la consagración, en la medida que usted abra su mente a la luz proveniente del orden supremo expuesto, por ejemplo en el oráculo y en otros tratados sapienciales del pasado.

No desdeñe el consultar o estudiar disciplinas complementarias nuevas que apuntalen y mejoren su oficio, enriqueciéndole humana y profesionalmente.

La dinámica de la relación.

El problema central del artista y del artesano suele ser, en nuestros tiempos, la obtención de resultados, d dentro, mentores, notoriedad y oportunidades del trabajo

Mientras el acento se encuentre puesto sobre estos factores, resulta del todo inviable dar curso a la nota interior , al relámpago de inspiración, al satori estético capaz de propulsar  los cambios y operar alquímicamente sobre la acción libertaria de la creación.

Para que una transformación vertical y vigorosa de sus comunicaciones n solitario y en público, con el arte y las obras que él produce, tenga lugar en el comienzo del movimiento renovador uno debe atenerse a las reglas superiores de la pacificación emocional y el apaciguamiento de la voluntad personal y de la mente. No hay otra acción más determinante que lograr transcender la tendencia crónica a la hiperactividad y el descontrol emocional. 

Recuerde que el alma humana es fundamentalmente relación y que usted traza la semblanza del alma del mundo y de su propio ser interior en las acciones que emprende durante el proceso creador. Solo si este proceso cuenta con la luminosidad y la profundidad del reino celeste, de su vida íntima, los reajustes necesarios en todo el vasto campo de las relaciones llegarán a buen puerto y usted se verá finalmente justificado.

La lealtad es un factor de gran expansión personal.

La mayor plenitud.

La genialidad no es sino la expresión terrena de los poderes luminosos sapienciales de nuestra alma.

Evite una falsa idea de superioridad, la creencia de que el objetivo ya fue alcanzado y que no hay más que echarse a dormir para recoger los frutos de la acción

Sea agradecido y contribuya con su propia riqueza, diseminando su inspiración, si fuera necesario trasmitiendo y enseñando a otros sobre su destreza uy peculiar calidad artística.

El viajero.

Quien no tiene raíces firmes en la tierra, o no está afirmado en su vocación, es probable que haya probado con varios géneros, destruyendo proyectos, sin respaldo, alejado de la tendencias y alejado de la dedicación de otros artistas. Su obras son de desconcierto o excentricidad, en estos tiempos no alcanzará llamar la atención.

Actuando noble y generosamente, dignamente, saldrá a su encuentro alguien que obrará como mentor, colaborador o asistente.. No se enrede ni en controversias ni en discusiones.

El viento suave y persistente.

Es posible que la obra que tiene entre manos requiera de una reescritura, una segunda versión, una corrección muy amplia y completa, una segunda oportunidad.

Emprenda los cambios que su intuición le indique con la seguridad de que persistiendo y penetrando en el material combustible del arte obtendrá positivamente lo que busca de una obra semejante.

Persista con constancia , en la medida de lo posible sin perder la calma en medio de la pasión creadora. Ante presencia de influencia oscuras y retardatarias en su campo profesional, apele a quienes pueda orientarlo a fin de salir de este laberinto.

La alegría.

Si tiene un taller y no ha abierto hace tiempo, estaría bien celebrar la mistad creatividad, amor loco, sentido de la vida con contactos más allá de los conocido. 

Debe extralimitarse en la celebraciones o en las manifestaciones de su bienestar interior. No transforme una bendición en euforia ni recurra al desenfreno ni  a los excesos. Una alegría sencilla es siempre la justa medida.

Recién se inicie en la alegría no se desborde en transformarla en desmesura, busca en su interior placidez.

Alguien le propondrá excesos, pero como has adquirido moderación sana y discreción a; amablemente lo dejará a un lado.

La disolución.

Todos los trabajos donde haya exceso de emotividad, sentimientos y sensaciones, están orientados al fracaso.

Claridad mental asociado a calma interior, es la mejor medicina ara hacer frente al cuadro de desorden pasional y decepción de algunos emprendimientos y pérdida de calma y de moderación.

Ninguna de estas realidades resultaría ventajosa para el creador, de modo que lo aconsejable es bajar la guardia, cesar en los empeños furtivos en los escritorios, en el atelier o en el salón y dedicarle un tiempo verdaderamente precioso a la propia pacificación emocional y por qué no al estudio de las obras morales y filosóficas que nos enseñan a enfrentar la adversidad y los períodos de infortunio con el arma de la vital resilencia y la capacidad de adaptación y de cambio.

El amanecer y la visita a la montaña está sugeridas por las líneas interiores, como vías sanadoras, poderosos factores naturales cuya resonancia en la entera  constitución del artista redundarán con seguridad en un seguro resurgimiento: la piedra de toque para la superación de esta estresante estapa de la vida de quienes ocasionalmente se dejan manejar por la fuerza de las pasiones y sensaciones primarias, poniendo a riesgo toda la construcción profesional y de vínculos que sin lugar a duda conforma los dos planos fundamentales en la vida del creador: un ser humano que no puede evitar ser influido por la vorágine de fuerzas psíquicas mundiales.

La fijación de límites.

Una pieza trabajada con orden, paso  a paso, y conforme a una visión de conjunto y a una elaboración y ejecución programática, cuenta con mayores oportunidades de transformarse en un producto destacado y muy característico de una etapa en nuestra vida como artistas y creadores en que la naturaleza nos ha impuesto un esfuerzo suplementario de disciplinamiento y organización extremas.

Fijar límites es también desarrollar la cualidad de la moderación, el instinto o percepción de la justa oportunidad, una forma de visión intuitiva del cuadro completo de la existencia y del punto que ocupamos en él.

Si fija límites en su vida, fronteras éticas para no atravesar, se volverá un ejemplo virtuoso para sus allegados y subordinados. Los límites que les imponga a todos ellos no serán resistidos por el honor y dignidad que emana de su proceder.

La verdad interior.

Recogerse armónicamente en torno a nuestra sensibilidad, en última instancia, al corazón, al centro vital y espiritual que irradia  en nosotros en todo momento, y luego contemplar los trabajos que estamos elaborando con ojos nuevos, calmos, no ofuscados ni mediatizados por la codicia, la euforia o la desesperación, conforman el sendero que se abre ahora para el creador.

Que nuestro arte se el espejo de más recóndita luz de nuestra naturaleza íntima, de los secretos recintos donde se exhibe en toda su gloria la portentosa y espléndida belleza de la pasión creadora.

Tiempo de vaciarse, de sanar por dentro. Destine su energía a ampliar su campo mental y  a alcanzar una mayor claridad. Deje de lado las creencias infundadas, los prejuicios y los viejos programas de acción que han mostrado su fragilidad. Ábrase a las fuentes más luminosas universales y comience a adoptar medidas y a tomar decisiones basadas en la sabiduría tradicional de la humanidad.

Si da lugar a este trabajo ahora que el movimiento se inicia, tendrá buenas posibilidades de salir adelante. Si continúa recargando su mente y evita la experiencia directa de la depuración y vaciamiento interior, los intentos que emprenda ahora no resultarán provechosos.

Al depurar su mente de contenidos accesorios alcanzará a irradiar un nuevo poder magnético.

deje de depender de otros colegas o críticos para llevar a cabo su arte. Confíe en usted mismo, sea independiente y profundice su experiencia de atesoramiento de energía interior.

Se ha fortalecido y erigido en un líder natural, debido a que ha abierto su mente y se ha vuelto claro y luminosos. Este poder atractivo le acercará otros colegas y productores que le asistirán para llevar a a cabo sus proyectos con mayor magnitud.

La preponderancia de lo pequeño.

No debería continuar trabajando en obras de largo aliento, al menos hasta que esta influencia ceda su lugar a una nueva configuración, más propicia para planes ambiciosos y a largo plazo.

En el mismo sentido, sólo admita visitas breves e individuales a ese espacio consagrado y en la medida de lo posible de personas con poca implicación con su labor artística. respecto a las reuniones de trabajo con mentores, agentes o marchands, deberían ser escrupulosamente delimitadas en sus horarios, observando la recomendación de brevedad , precisión y exactitud.

Respecto a la comercialización de las obras, sea cauto. Obtendrá menos de lo que ambiciona con toda seguridad, de allí que insiste en que saque a la luz los trabajos de menor envergadura, casuales, incidentales, los estudios, artículos o piezas menores. Con seguridad, cumpliendo con lógica de la preponderancia de lo pequeño, su vida no se verá amenazada por la escasez o el descrédito.

Es tiempo de aprender a ajustar nuestro ritmo vital y nuestro ritmo de trabajo a las condiciones prevalecientes. La rigurosa obediencia a la ley es el gran secreto del éxito en estas y en todas las circunstancias de la vida.

En estos momentos sólo prolóngase alcanzar objetivos modestos, en especial dedicándose suma atención a los pormenores de su actividad creadora.

No llegue a su mentor por intermediarios, llegue frontalmente a él.

No se considere en condiciones de cambiar este estado de las cosas.

El equilibrio crítico.

A fin de que los cambios que advendrán no deterioren el nivel alcanzado , se requiere el ejercicio de la modestia, la ecuanimidad, la templanza en el carácter, el dominio de todo impulso de presentarse al mundo como siendo una autoridad incuestionable o superlativa en la disciplina particular de trabajo. Es asaz recomendable volver una vez más a la fuente moral y filosófica más recibida y nutrirse de las recomendaciones y consejas que ella pone a nuestra disposición, antes que el ufanarse y la arrogancia autosuficiente ganen terreno en nuestra vida y ensombrezcan nuestras percepciones de la realidad y de nosotros mismos.

Debe tener en cuenta que un esfuerzo demasiado enérgico y temerario lo llevará directamente al fracaso y a la frustración. Evite estas conductas extremas y no generará causas de arrepentimiento ni de culpabilización.

Logrando un orden elevado y virtuoso en su vida, procurará cambios y nuevas formas de progresar. Es posible, pero a costa de grandes esfuerzos y sacrificios. No dependa de nadie. Puede que lo impliquen  en un proyecto que demanda un enrome esfuerzo.

No deje de buscar el equilibrio en su obra y en su vida. Sea integro y esto le garantizará buenos resultados.

Antes de la consumación.

A las vísperas de un salto considerablemente significativo, al final de la rueda de la transformación, uno debe observar una actitud prudente y minuciosa, no deje arrastrarse por arrebatos ni dando por sentado que las cosas tal cual están y alcanzaron su contextura última. Por el contrario , se encomia una necesaria abstracción o retiro temporario, revisión y examen al detalle de los trabajos y la vida del artesano, afin de que todo se enriquezca, y vaya en convergencia de lo nuevo.

Respetabilidad, prudencia, sobriedad y sobre todo atenta expectación, son instrumentos eficaces para apercibirse a tiempo y adaptarse con naturalidad a la nueva dispensación que se aproxima.

Si es perseverante en la acción justa y ennoblece al máximo sus habilidades, recibirá reconocimientos y premios, eventualmente muy buena fortuna. Abundantes gratificaciones que perdurarán por un buen tiempo, mayor incluso que lo que pueda prever.