"Así como el hombre piensa". James Allen.

Empecé el 7/11/2018 y terminé el 8/1/2018

"La  mente es el poder magistral que hace y moldea,

Y el Hombre es mente,

Y por siempre toma la herramienta del pensamiento, y , 

Dando forma a lo que él quiere, 

Da a luz a mil alegrías y a mil males:

Él piensa en secreto y entonces sucede:

Su ambiente no es otra cosa que su espejo.

Prólogo.

En virtud de los pensamientos, que ellos elijen y animan; que la mente es el tejedor magistral, A partir de ahora pueden tejer en iluminación y felicidad.

1.Pensamiento y carácter.

Como un hombre piensa en su corazón así es él.

La persona es literalmente lo que piensa, su carácter es la suma total de todos sus pensamientos. 

Los actos son los brotes del pensamiento y la alegría y el sufrimiento son sus frutos.

El pensamiento en la mente nos ha hecho lo que somos: por pensamiento fuimos forjados y construidos.

Un caracter noble, semejante al de dios, no se debe al favor o a la casualidad: es resultado natural de un esfuerzo continuado en el recto pensar. Es el efecto de una asociación largamente atesorada con los pensamientos divinos.

La persona se hace o deshace a sí misma.

El amo consciente: sólo puede convertir en amo consciente cuando descubre dentro de sí mismo las leyes del pensamiento; y este descubrimiento es cuestión de aplicación, auto-análisis y experiencia.

Para ello debe: analizar, controlar y alterar sus pensamientos, estudiando sus efectos sobre sí mismo, sobre los demás y sobre su vida y circunstancias, como medio de obtener ese conocimiento de sí mismo.

Este conocimiento se convierte en : Comprensión, Sabiduría y Poder.

2.Efecto del pensamiento sobre las circunstancias.

Si no sembramos en él semillas productivas, entonces caerán semillas inútiles y malas hierbas, que producirán más de lo mismo.

Cada persona está donde está por la ley de su ser; los pensamientos que ha agregado a su carácter lo han llevado ahí.

Nadie termina en la cárcel o pidiendo ayuda a una institución de caridad por culpa de la tiranía del destino o las circunstancias, sino por sus pensamientos indignos y bajo de deseos.

No atraemos lo que queremos sino lo que somos.

El pensamiento y la acción son carceleros del destino, si son innobles , aprisionan.

Las personas están ansiosas por mejorar sus circunstancias, pero no están dispuestas a mejorarse a sí mismas; por lo tanto, se mantienen encadenadas.

El sufrimiento es siempre el efecto de algún tipo de pensamiento equivocado.

Nadie tiene las condiciones correctas hasta que no sea un ser feliz, saludable y próspero; y la felicidad , la salud y la prosperidad son el resultado de un ajuste armonioso del interior con el exterior, de la persona con su entorno.

Siendo esto así, la persona no tiene más que corregirse para descubrir que el universo es correcto; y durante el proceso de corregirse encontrará que mientras cambia sus pensamientos respecto a las cosas y  a la gente, las cosas y la gente cambiarán hacia él.

Dejemos que alguien cambie radicalmente sus pensamientos y se asombrará de la rápida transformación que pasará en las condiciones  materiales de su vida.

Nos seas impaciente ante los retrasos, sino espera como uno que entiende que; cuando el espíritu se levanta y da órdenes, los dioses están dispuestos a obedecer.

3.Efecto del pensamiento en la salud y el cuerpo.

Cambiar la dieta no ayudará a alguien que no cambia sus pensamientos; pero si purifica sus pensamientos, o deseará más comida impura.

Un rostro brillante, feliz y sereno sólo puede resultar de dejar entrar libremente en la mente pensamientos de alegría, bondad y serenidad.

Pero pensar bien de todos, ser amables con todos y aprender pacientemente a encontrar el lado bueno de las cosas (tales pensamientos sin egoísmo son las verdaderas puertas del cielo) y vivir el día a día en pensamientos de paz hacia toda criatura atraerá paz en abundancia a su poseedor.

4.Pensamiento y propósito.

Debemos concebir un propósito legítimo en nuestro corazón y luchar por alcanzarlo, haciendo de este propósito el centro de nuestros pensamientos.

Debemos hacer de este propósito nuestro deber supremo, y dedicarnos a conseguirlo sin permitir que ls pensamientos divaguen en caprichos efímeros, antojos y fantasías.

Aún si fallamos una y otra vez en alcanzar nuestro propósito (como tiene que suceder hasta vencer la debilidad) , la fuerza de carácter obtenida será la medida de nuestro verdadero éxito y esto creará un nuevo punto de partida para la victoria y poder futuros.

Las dudas y temores deben excluirse rigurosamente; son elementos que desintegran , que rompen la línea recta del esfuerzo y la hacen torcida, inútil, ineficaz.

La voluntad de hacer , emana de saber que podemos hacer. La duda y el miedo son los grandes enemigos del conocimiento y aquel que los aliente, que no los elimine, se frustrará a cada paso.

5.El factor del pensamiento en el logro.

 Un hombre fuerte no puede ayudar a uno débil a menos que el débil desee ser ayudado.

("Algunos padres quitan a sus hijos de estudiar para que no sean más que ellos, son flojos y no estudian y hacen con ellos lo mismo"...JCM).

Un hombre es opresor porque muchos son esclavos; despreciemos a los esclavos.

La verdad es que el opresor y esclavo son cooperadores en ignorancia, y mientras parece que se afectan el uno al otro, se afectan en realidad a si mismos.

Podemos elevarnos, conquistar y lograr cosas, elevando nuestros pensamientos. Sólo podemos permanecer débiles , abatidos y miserables al negarnos a elevar los pensamientos.

Para tener éxito no es que tenga que renunciar a toda animalidad y egoísmo, peo al menos se tiene que sacrificar una parte de ello.

Aquel que vive constantemente concibiendo pensamientos nobles y elevados, que habita en todo lo que es puro y sin egoísmo, se hará (tan seguro como el sol alcanza su cenit y la luna su llanura) un sabio, noble de carácter, y se elevará a una posición de influencia y bendición.

La persona puede elevarse a un gran éxito en el mundo, e incluso a altitudes sublimes en el mundo espiritual, y descender otra vez a la debilidad y miseria al permitir que pensamientos arrogantes, egoístas y corruptos se apoderen de ella.

Todo logro, sea en el mundo de los negocios, intelectual o espiritual, es el resultado de pensamientos dirigidos con definición. Todos están gobernados por la misma ley y por el mismo método: la única diferencia está en el objetivo que se persigue.

Quien quiera lograr grandes cosas debe sacrificar grandemente.

6.Visiones ideales.

Compositor, escultor, pintor, poeta, profeta, sabio, los arquitectos del cielo.

Aprecia tus visiones, aprecia tus ideales; aprecia la música, la belleza que se forma en tu mente, la gracia que viste tus más puros pensamientos, porque de ellos crecerán condiciones encantadoras, un medio ambiente celestial, ¡todo!.

Si permaneces fiel a ellos, de ellos finalmente se construirá tu mundo.

Porque siempre gravitarás hacia aquello que secretamente más amas.

Al ver a uno hacerse rico dicen: "Qué suerte tiene". Al observar que uno se hace intelectual: "Qué favorecido es". Y al notar el carácter santo en otro: "Cómo lo ayuda el azar en cada momento". Ellos no ven los intentos y fracasos, y las luchas que ellos y ellas han enfrentado voluntariamente para ganar experiencia; no conocen los sacrificios ni los grandes esfuerzos que han hecho, la fe que han tenido para lograr lo aparentemente imposible, y para lograr la visión de su corazón. Ellos no saben de la oscuridad y la angustia, sólo ven la luz y la dicha y la llaman suerte. No ven la larga y ardua jornada, sino sólo el logro placentero y lo llaman buena fortuna. No entienden el proceso, sólo ven el resultado, y lo llaman azar.

En todos los asuntos humanos hay esfuerzos y hay resultados y la intensidad del esfuerzo es la medida del resultado.

7.Serenidad.

La persona calma, habiendo aprendido cómo gobernarse a sí misma, sabe adaptarse a los demás y ellos , a su vez, reverenciaran su fortaleza espiritual y sienten que pueden aprender de ella y confiar en ella.

Aquel que es calmo y fuerte , siempre es amado y reverenciado.

¿Quién no ama un corazón tranquilo y u carácter dulce?