"El Libro Tibetano de los Muertos".Bardo Thodol.

"La verdadera seguridad es creer en ti". Madonna 17/8/23 

Leído 16/8/19 en una ITV

Prólogo.

Aconseja "La Imitación de Jesucristo" de Tomás Kempis.

Uno aprende en buena parte de cómo lo relaciona con lo que ya sabe y cómo lo enfoca.

En "La República" de Platón, la contemplación de la muerte era una parte decisiva de la educación.

Heráclito dijo que "Para las almas, la muerte es volverse agua, y para el agua la muerte es volverse tierra; pero de la tierra nace el agua y del agua el alma".

Plutarco dice que "inciarse es morir".

Mahoma: "Vive respecto a este mundo como si fueras a vivir mil años y vive respecto al otro como si fueras a morir mañana".

Los budistas sistematizan el cadáver en 9 etapas: rostro lívido, cuerpo hinchado, putrefacción, pasta de los animales, verde, esqueleto reunido, esqueleto quebrado y en medio de la vegetación.

Los 4 sellos de la doctrina budista son: impermanente, doloroso, carente de existencia propia y nirvana es paz.

En Europa tenemos el dualsmo racionalista: el yo separado del universo.


El destino después de muerte depende mucho de su práctica cotidiana. Renacerán en famlias de buen karma aunque puede ocurrir que nazcan en familias muy negativas para orientarse perfectamente. Se dice que si no encuentra un ambiente favorable, mueren rápidamente. Esto podría explicar el porqué muchos niños prodigios mueren precozmente.

Conozco a un lama, y me dijo que de pequeño recordaba, que sus padres no querían que fuera educado como un tulku y lo mandaron a colegio cristiano, pero una seri de fenómenos paranormales, causado por las deidades protectoras, les forzaron a dejarle seguir su vocación.

En España se esquiva de la muerte y del sufrimiento. Ello provoca una muerte social prematura, apartando a la gente de su entorno familiar ya antes de su muerte biológica. La gente se va a morir en las unidades de cuidados intensivos, buscan píldoras (el paraíso de plástico) sin esfuerzos personales. 

La consciencia de nuestra impermanencia es reprimida a nivel individual y a nivel colectivo. Ello hace que nos comparemos a ella y que muramos solos, sin el acompañamiento comunitario necesario.

Pienso que reflexionar sobre la muerte no es algo morboso, paralizante e inductor de depresiones, pienso al contrario que te hace vivir con mucha más intensidad, rapidez en la toma de decisiones y sentido del humos.

Si la muerte no está en el corazón de la vida como un hueso duro, la vida es un fruto blando y pronto podrido.

La consciencia de la muerte hace nacer una auténtica determinación de vivir a fondo y rectamente la vida, al tiempo que corta las dudas y vacilaciones con gran energía.

Christiane Jomain, después de ayudar a morir a unas 800 personas a morir recomienda: guardar calma, colocar mano sobre frente o sobre la otra, acariciar la mejilla, reflexionar antes de hablar o callarse a veces, sentarse en el borde  de la cama  y decir "no abandonaré hasta que se sienta mejor".

Es muy importante asegurar la comunicación, iniciándola y manteniéndola si acaso mediante preguntas al moribundo y facilitando al máximo la gestión de éste por sus últimos momento, lo que implica sinceridad y darle el máximo de información según capacidad y deseo.

En Barcelona , la asociación "Amics de la gent gran" ha organizado cursillos para voluntarios sobre el acompañamiento de enfermos terminales.

Si se lleva una vida alerta es bastante posible prever su propia muerte y hay toda una serie de indicaciones muy claras en los textos budistas como el "Libro de los muertos" de las señales de muerte próxima, como sueños, reacciones de los parásitos corporales, estado de la orina, etc...

Personalmente si me viera en el trance de morir, se lo comunicaría a mis allegados, me despediría de ellos , dejaría mis proyectos bien encarrilados y dispondría de las ceremonias de hacer. Según las orientaciones budistas, sería incinerado tres días y medio después de mi muerte física.

Según el budismo tántrico, la quintaesencia de los elementos (tierra, agua, fuego y aire) presentes en el cuerpo humano se van disolviendo en otros, lo que provoca visiones: vaho, humo, chispas, luz mortecina de la vela, espacio blanco luminoso, espacio rojo luminosos, espacio negro luminoso, clara luz.

Desde luego es mejor estar acostumbrado desde ahora a tener ese tipo de experiencia. Parece que el mayor problema de la genta al morir es una gran confusión.

Libro Primero.

Los devotos de espíritu simple has de ser liberados con preliminar, motivo y conclusión. Con los libros guías los espíritus elevados se liberan. Los intermedios deberían seguir escuchando la Gran Doctrina de la Liberación. Si no se hizo la transferencia (espíritus intermedios) deberían leer el Thodol.

El Lama que haya sido el guru del difunto, le leerá en la oreja el Thodol.

Primera Parte. El Bardo del momento de la muerte.

Todos los que hayan recibido la enseñanza práctica de los guías serán enfrentados a la Clara luz y sin ningún estado intermedio lograrán el Dharma-Kaya.

Hay que leerle al moribundo varias veces al oído, para que cese la respiración quede bien grabado en su espíritu.

Si el moribundo reconoce la Luz Clara, un guru (shishya) le repite : "Es llegado el momento en la que la tierra se disuelve en el agua, el agua en el fuego y el fuego en el aire".

Todo esto se dirá con los labios cerca de la oreja del difunto, repitiéndolo de forma clara para que quede impreso de un modo seguro en el agonizante.

Si la Luz Clara ha sido reconocida, ha alcanzado la Liberación. Pero si no ve la Luz Clara secundaria tras su expiración se da después del tiempo de una comida.

Los principios consciente salen del cuerpo y se preguntan si está muerto.

 Hay que rezarle "Oh noble hijo (y su nombre), no te distraigas, concentra tu espíritu en tu divina tutelar y medita acerca de ella como si fuese el reflejo de la luna".

Segunda Parte. El Bardo de la experiencia de la realidad.

Si la liberación no ha tenido lugar, empieza el tercer bardo o Chonyid Bardo. Se producen las ilusiones kármicas.

Es capaz de oír los llantos y gemidos de sus amigos, los ve y los oye pero éstos no lo saben.

Hay seis estados transitorios de los bardos: natural, ensueño, meditación, muerte, realidad, existencia samsariana.

Hasta ahora antes de la muerte se han experimentado tres.

En el momento del este fin  no hay que temer a las divinidades que no son otra cosa que mis formas-pensamientos. El cuerpo es cuerpo-pensamiento. Si no conoces tus pensamientos los sonidos te aterrorizarán, y vagas por el samsara. La luz esa azul y es porque te acompaña la medre cielo,  y te acompaña una luz blanca que es la de los devas.

Hay muertos que por el efecto karma negativo huyen de la luz. Y brota una luz amarilla (sabiduría ecuanimidad) hasta que viene tenue azul-amarilla que cruza el corazón (tercer día). Esta luz azul-amarilla es la del ego, y si te atrae renacerás de nuevo en nacimiento pero sin salir dela existencia.

Al cuarto día la luz roja , forma de del elemento fuego brota. Cree en la luz roja.

Al quinto día es imposible que no seas liberado, pero hay humanos incapaces de abandonar sus costumbres y cargados de mal karma de envidia quedan aterrorizados por los sonidos. Aparece la luz verde, del elemento aire. No te sientas atraído por la luz verde oscuro, que es el karma de los celos.

Al sexto día, si no has cogido la luz dorada, sigues vagando con terror y temor de las luces. Pero brillan los 4 colore simultáneamente. Es el estado Buda, pero no brilla el verde que es Sabiduría.

El séptimo día las divinidades del Saber vienen a recibirte y el mundo animal creado por lo oscureciente y estupidez se abren para recibirte.

El Alba de las divinidades irritadas. Del 8º al 14º día.

De no hallar en este periodo esa enseñanza, de nada serviría su saber. Todas en sus fases han de reconocer la sabiduría y se convierten en Buda.

Si en el octavo día reconocen la divinidad tutelar, el estado de Buda es ganado.

En el noveno hay miedo y terror.

En el décimo demasiada oscuridad producida por malas acciones.

El undécimo malas tendencias así miedo y terror.

Duodécimo malas tendencias.

Decimotercer día, aquí caen hasta las buenas personas en el sendero si no se obtiene la confrontación.

Decimocuarto, los 4 guardianes de las puertas emitidos por tu cerebro brillan sobre ti. Con oración los miedos son desterrados con fe profunda y humildad.

Los que han acumulado mucho mérito y librados de oscuridades no entienden muy bien esta enseñanza.

Libro Segundo . El Sedpa Bardo.

Primera Parte. El mundo luego de la muerte.

Puedes pasar la Liberación sin pasar por las puertas, si eres capaz de conocerte en estado de afección intensa y humilde confianza, colocándote una corona por encima de tu cabeza. No caigas en distracciones.

En el estado intermedio pasarás de 1 a 7 semanas, hasta el día 49. Se dice que las miserias del Sidpa Barda se pasa en 22 días pero depende de el Karma de cada uno.

Los seres que no han adquirido ni méritos ni mal karma, no conocerán ni placer ni pena, sino una especia de incolora estupidez indiferente.

El Chonyid Bardo es cuando tu cuerpo estará en el agua, descompuesto, cremado, enterrado, presa de las aves, y ya no puedes entrar más. Antes has entrado hasta 9 veces desde que mueres hasta el Chonyid Bardo.

Aquí renaces de nuevo, buscando un cuerpo tendrás molestias. Arroja el deseo de tener cuerpo, deja tu espíritu en estado de resignación. Y aquí te liberas del bardo.

Tu cuerpo siendo cuerpo-mental nunca muere, no tienes necesidad de temer, los señores de la muerte son alucinaciones, tu cuerpo de deseo es de tendencia y vacío. El vacío no puede herir al vacío.

Cuando pienses en que te están traicionando, te sentirás deprimido y víctima de resentimiento, caerás en la duda y en la pérdida de la fe en vez de ir al afecto y la fe humilde. son condiciones miserables.

Lo impuro es mi pensamiento. Ten fe en el Shanga (cuerpo) y en el Dharma (palabra y espíritu) que es el Buda, refúgiate ene ello, y haz tu ejercicio de amor.

El amanecer de las 6 luces de los seis Lokas.

Ellas son . resplandor blanco (mundo dévico), verde (mundo asúrico), Amarillo (mundo humano), azul (mundo animal), rojo (prético) y gris (infernal). Por la fuerza del karma tu cuerpo tomará la luz del mundo que debes renacer.

Seggunda Prte. El procedimiento del renacimiento.

Con un buen karma el lugar del nacimiento es venturoso.

Si no te separas de la atraccion d y de la repulsión, la mentalidad inferior con ese karma mereces encontrar refugio entre los animales.